Academia de baile

Clases de salsa en Malaga en la escuela de salsa de Antonio.
Escuela de salsa en Malaga

En algunas ocasiones se producen pequeñas rebeliones de alumnos en las clases de nivel medio de la academia de salsa y bachata de Antonio el de El Cónsul, en Málaga.

El maestro Yoda, en su línea, no se amedrenta así como así y te dirá con su sutil chulería aquello de “no lo intentes: hazlo”.

Hay días que la gente no entiende sus bromas y no se ríen de sus chistes, porque es un borde y un friqui.

Uno de los motivos de “conatos de rebelión”, como él gusta de llamarlos, es la música que suena en clase. En opinión de unos la música está bien y la componen temas que se pueden considerar grandes clásicos de la salsa. Yo soy de las que comparte esa línea de pensamiento.

En cambio, otro sector del alumnado piensa que la selección musical es arcaica, repetida, manida y totalmente desfasada. Le piden que cambie los discos, que los renueve, que no ponga siempre lo mismo.

Antonio tiene miles de canciones, todas originales, eso sí, pero la gente no ve las cosas desde su punto de vista. Muchos alumnos quieren oir en clase los temas actualidad que suenan continuamente en los bares de salsa.

Y lo más gracioso es que casi todos estos bares ponen la misma música que La Urraca pone en sus clases, porque los grandes clásicos siempre suenan y sonarán en las salsotecas y curiosamente son los que a la gente más les gustan.

Pero el Antonio hace honor a su nombre y es justo eso: un hombre monótono anclado en otros tiempos, sumergido en una realidad paralela que no le conduce a nada.