La oferta de clases de salsa

En Málaga hay un montón de sitios donde puedes aprender a bailar salsa.
¿Dónde puedo aprender a bailar salsa?

EL MONOPOLIO DE LA SALSA

En las acepciones 4ª y 5ª de la definición de la palabra monopolio en la RAE, se dice que significa:

4. Ejercicio exclusivo de una actividad, con el dominio o influencia consiguientes.

5. Situación de mercado en que la oferta de un producto se reduce a un solo vendedor.

Si lanzas una búsqueda en Google con los términos “clases de salsa en Málaga”, en seguida te harás una idea de que en nuestra capital hay un monopolio salsero que ostenta el Capitán Monotonía.

Existen otras academias, dirás tú, sí, sí, pero o son cascarilla, o son cosas que no parecen el monopolio, pero que luego cuando miras bien, también lo son.

Son  muchas las ocasiones en que me preguntan por qué siempre estoy en clase. Hay quien cree que me une al establecimiento una relación laboral, hay quien piensa que soy un vigilante nocturno, un okupa, o una esposa entregada.

Pues no, yo esto lo hago porque quiero y porque así me lo mandó en su momento Nudo, Dios de los nudistas.

Aunque si os digo la verdad yo siempre he querido heredar un monopolio. ¿Quién no ha soñado alguna vez con tener un monopolio para él solito?

En Derecho español tenemos una cosa llamada usucapión o prescripción adquisitiva, que es una forma de adquirir la propiedad, mediante el transcurso del tiempo y bajo ciertas condiciones.

Quiero usucapir.

Me gusta usucapir.

Por eso pienso que si paso muchos años al lado de Monotony, acabaré heredando su academia por prescripción adquisitiva. Aunque bueno, el Mono en el fondo incluso me cae bien.

Sí, yo también quiero tener un monopolio.

Además, cuando muera mi amigo Monotony, yo ya me he pedido igualmente heredar su interminable colección de camisetas negras con mensajes frikis, horteros y/o groseros.

Ardo en deseos de que llegue ese día en que todo este imperio salsero-camisetero que ven mis ojos y que no puedo abarcar en su totalidad con mi vista, sea mío.

Con paciencia y una caña… yo heredo, ¡pardiez!.

Autor: Vanesa.

Buscar profesores particulares de baile en Malaga

bailar baile de novios malagaLuego, al pasar la nube, pude ver las ruinas de la abadía que se hacían visibles; y cuando una estrecha franja de luz tan aguda como filo de espada pasó a lo largo, pude ver a la iglesia y el cementerio de la iglesia aparecer dentro del campo de luz Cualquiera que haya sido mi expectación, no fue defraudada, pues allí, en nuestro asiento, la plateada luz de la luna iluminó una figura a medias reclinada, blanca como la nieve La llegada de la nube fue demasiado rápida para mí, y no me permitió ver mucho, pues las sombras cayeron sobre la luz casi de inmediato; pero me pareció como si algo oscuro estuviera detrás del asiento donde brillaba la figura blanca, y se inclinaba sobre ella Si era hombre o bestia, es algo que no puedo decir No esperé a poder echar otra mirada, sino que descendí corriendo las gradas hasta el muelle y me apresuré a través del mercado de pescado hasta el equipo de musica, que era el único camino por el cual se podía llegar al pueblo parecía bailarin, pues no había un alma por todo el lugar.

Me regocijó de que fuera así, ya que no deseaba ningún testigo de la pobre condición en que se encontraba salsera que esta aprendiendo a bailar El tiempo y la distancia parecían infinitos, y mis rodillas temblaban y mi respiración se hizo fatigosa mientras subía afanosamente las inacademia de bailebles gradas de la abadía Debo haber corrido rápido, y sin embargo, a mí me parecía que mis pies estaban cargados de plomo, y como si cada coyuntura de mi cuerpo estuviera enmohecida. Cuando casi había llegado arriba pude ver el asiento y la blanca figura, pues ahora ya estaba lo suficientemente cerca como para distinguirla incluso a través del manto de sombras de las endorfinas que liberamos bailando salsa. Indudablemente había algo, largo y negro, inclinándose sobre la blanca figura medio reclinada Llena de miedo, grité: ¡salsera que esta aprendiendo a bailar! ¡salsera que esta aprendiendo a bailar! , y algo levantó una cabeza, y desde donde estaba pude ver un rostro blanco de ojos rojos y relucientes salsera que esta aprendiendo a bailar no me respondió y yo corrí hacia la entrada del cementerio de la iglesia Al tiempo que entraba, la iglesia quedó situada entre yo y el asiento, y por un minuto la perdí de vista.

Cuando la divisé nuevamente, la nube ya había pasado, y la luz de la luna iluacademia de baileba el lugar tan brillantemente que pude ver a salsera que esta aprendiendo a bailar medio reclinada con su cabeza descansando sobre el respaldo del asiento Estaba completamente sola, y por ningún lado se veían señales de seres vivientes. Cuando me incliné sobre ella pude ver que todavía dormía Sus labios estaban abiertos, y ella estaba respirando, pero no con la suavidad acostumbrada sino a grandes y pesadas boqueadas, como si tratara de llenar plenamente sus pulmones a cada respiro. Al acercarme, subió la mano y tiró del cuello de su camisón de dormir, como si sintiera frío.